sábado, 30 de marzo de 2013

6. ESCENAS DE LA PASIÓN

6. LA RESURRECCIÓN DE JESÚS

Señor Jesús:

Tu vives. Sabemos que estás vivo y estamos alegres. No lo podemos callar: ¡Has resucitado! No lo podemos callar: ¡Has resucitado! Tu viniste a mostrarnos el amor del Padre Dios venciendo a la muerte. Venciste a las tinieblas, a la mentira, al odio. Tu venciste al miedo. Y triunfaste sobre el egoísmo de los poderosos. Tu victoria es también nuestra victoria. Tu has resucitado, y con contigo cada cristiano lo podemos lograr en virtud de tu resurrección.

Señor resucitado:
Enséñanos, a descubrirte, para ser un instrumento de tu amor, enséñanos a buscar las cosas de arriba y a gozar de tu presencia a lo largo del día. Transfórmanos, como a los primeros discípulos, en un apóstol convencido de tu resurrección, capaces de darlo todo por Ti.

viernes, 29 de marzo de 2013

5. ESCENAS DE LA PASIÓN


5.- JESÚS MUERE EN LA CRUZ


Señor Jesús:  

Tus brazos extendidos entre el cielo y la tierra trazaron el signo indeleble de la Alianza. El árbol seco de la cruz se tiñe de la púrpura de la sangre divina. Eres crucificado entre malhechores. ¡Aparente confusión del bien con el mal! El viento del Calvario cierne y zarandea las tres cruces.


¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?” Qué grito más profundo el tuyo. Ahora es el Padre quien se va de casa. ¿Padre, por qué nos has dejado abandonados? Todo moribundo experimenta
la sombra de la angustia, de la soledad, y el abandono total.

HORARIO DE CULTOS DE SEMANA SANTA 2013


22 de Marzo: “Viernes de Dolores”:
Al término de la Eucaristía,  Vía Crucis Parroquial, acompañado por las Hermandades locales y el pueblo. Será alrededor de la Iglesia Parroquial.

23 de Marzo: “Sábado de Pasión”:
08:00 h. Santa Misa HH. de la Cruz.
18:30 h. Santa Misa. Vísperas del Domingo de Ramos en la Iglesia de los Salesianos.
20:00 h. Santa Misa. Vísperas del Domingo de Ramos en la Parroquia.

24 de Marzo: “Domingo de Ramos”:
08:00 h. Solemne Misa del Domingo de Ramos en las HH. de la Cruz.
09:00 h. Solemne Misa del Domingo de Ramos en las HH. Carmelitas.
10:00 h. Procesión de Palmas con salida desde el patio de las HH. de la Cruz y por el itinerario de costumbre hacia la Iglesia Parroquial y a continuación, Solemne Misa.
13:00 h. Solemne Misa del Domingo de Ramos en la Iglesia de los Salesianos. 
18:00 h. Estación de la penitencia de la Hdad. Cristo del Perdón.  
20:00 h. Solemne Misa de Domingo de Ramos en la Parroquia.

25 de Marzo: “Lunes Santo”:
08:00 h. Santa Misa HH. de la Cruz.
09:00 h. Santa Misa HH. Carmelitas.
20:00 h. Santa  Misa Parroquial.

26 de Marzo: “Martes Santo”:  
08:00 h. Santa Misa HH. de la Cruz.
09:00 h. Santa Misa HH. Carmelitas.
11:00 h. Solemne Misa Crismal en Huelva - Catedral.  
20:00 h. Estación de Penitencia de la Hdad. del Cautivo. No habrá Santa Misa Parroquial.

27 de Marzo: “Miércoles Santo”:
08:00 h. Santa Misa HH. de la Cruz.
09:00 h. Santa Misa HH. Carmelitas.
20:00 h. Santa Misa Parroquial.
20:30 h. Celebración Penitencial hasta 22:30 h.

28 de Marzo: “Jueves Santo”:
18:00 h. Solemne Misa “In Coena Domini” en la Parroquia.
19:00 h. Solemne Misa “In Coena Domini” en HH. de la Cruz.
23:00 h. Hora Santa en el Sagrario Parroquial.
24:00 h. Adoración Nocturna.

29 de Marzo: “Viernes Santo”:
05:00 h. Estación de Penitencia de la Hdad. de Ntro. Padre Jesús.
10:00 - 14:00 h. Adoración Sacramental en el Sagrario. 
16:30 h. Liturgia de la Pasión de Ntro. Sr. Jesucristo y Adoración de la Santa Cruz en la Parroquia.
17:00 h. Liturgia de la Pasión de Ntro. Sr. Jesucristo y Adoración de la Santa Cruz en las HH. de la Cruz.
19:00 h. Estación de Penitencia de la Hdad. Santo Entierro.

30 de Marzo: “Sábado Santo”:
22:30 h. Solemne Vigilia Pascual de Resurrección en HH. de la Cruz.
23:00 h. Solemne Vigilia Pascual de Resurrección en la Parroquia.

31 de Marzo: “Domingo de Resurrección”:
11:00 h. Solemne Misa de Resurrección en las HH. de la Cruz.
12:00 h. Solemne Misa de Resurrección en la Parroquia.
13:00 h. Solemne Misa de Resurrección en la Iglesia de los Salesianos. 
20:00 h. Solemne Misa de Resurrección en la Parroquia.


---oOo---

4. ESCENAS DE LA PASIÓN


4. LOS JUICIOS Y CONDENAS A JESÚS

Señor Jesús:
El Sanedrín, el Gran Consejo de Ancianos, los sacerdotes y los escribas deciden planear tu muerte. Unos tribunales, signo de la justicia, actúan injustamente condenándote. A la inocencia se la hace culpable.

Señor Jesús:
Es la noche de la pasión. Y Tú estás frente a un tribunal de mujeres y soldados, lleno de miedo y de sudor.

Tu amigo Pedro te había negado públicamente la vinculación y la amistad con el Nazareno. La situación se hace cada vez más tensa: Testimonios falsos, testimonios discordantes, y Tú allí,  de pie, guardando silencio.

Sólo Pilato quiso mantener el orden en medio de un pueblo levantisco, y quiso también salvar a un inocente.
Las dos cosas se contraponían. Los gritos de la multitud le impresionaban. Y aunque se lavó las manos ante la gente, acabó siendo culpable del asesinato de un inocente. 

VÍA CRUCIS AL COLOSSEO 2013 PRESIDIDO POR EL PAPA FRANCISCO

VIERNES SANTO
DE LA PASIÓN DEL SEÑOR
MEDITACIONES
de jóvenes libaneses bajo la dirección
de Su Beatitud Eminentísima
el Señor Cardenal Béchara Boutros Raï

Via Crucis 2013

Introducción
«Se le acercó uno corriendo, se arrodilló ante él y le preguntó: “Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?”» (Mc 10,17).
Jesús respondió a esta pregunta, que arde en lo más íntimo de nuestro ser, recorriendo la vía de la cruz.
Te contemplamos, Señor, en este camino que tú has emprendido antes que nadie y al final del cual «pusiste tu cruz como un puente hacia la muerte, de modo que los hombres puedan pasar del país de la muerte al de la Vida» (San Efrén el Sirio, Homilía).
La llamada a seguirte se dirige a todos, en particular a los jóvenes y a cuantos sufren por las divisiones, las guerras o la injusticia y luchan por ser, en medio de sus hermanos, signos de esperanza y artífices de paz.
Nos ponemos por tanto ante ti con amor, te presentamos nuestros sufrimientos, dirigimos nuestra mirada y nuestro corazón a tu santa Cruz y, apoyándonos en tu promesa, te rogamos: «Bendito sea nuestro Redentor, que nos ha dado la vida con su muerte. Oh Redentor, realiza en nosotros el misterio de tu redención, por tu pasión, muerte y resurrección» (Liturgia maronita).

miércoles, 27 de marzo de 2013

LA PRIMERA AUDIENCIA GENERAL DEL PAPA FRANCISCO

3. ESCENAS DE LA PASIÓN


3. LA ORACIÓN EN GETSEMANÍ

Señor Jesús:
Terminada la Cena Pascual, pasando el valle te adentras por entre los olivos mecidos por el viento. Te acompañan tus discípulos: Todos menos Judas. Te diriges a la loma de Getsemaní. Y en el horizonte de tu vida la pasión y la muerte de cruz. Getsemaní es el huerto de la angustia, Getsemaní el huerto de la soledad, Getsemaní el huerto del sueño de los discípulos.
- “Me muero de tristeza”, proclamas.

Con este sentimiento, Tu pruebas que, además de Dios eres hombre perfecto, capaz de gozo y de dolor. Eres semejante a nosotros, menos en el pecado por eso ruegas al Padre que pase de ti el cáliz del dolor y el abandono. Los amigos elegidos como compañeros duermen, los mismos que te habían prometido: “siempre estaremos contigo, Jesús”. También las promesas, ahora, duermen. Y en el silencio de la noche, nosotros que estamos cansados y agobiados, nos invitas a acercarnos hasta Ti y descansar contigo. Pero preferimos el sueño a estar contigo. 

martes, 26 de marzo de 2013

2. ESCENAS DE LA PASIÓN

2. LA ÚLTIMA CENA

Señor Jesús:
Es la hora del degüello del cordero pascual y de tu muerte; es la hora de tu sangre derramada, y tu carne compartida. Queremos sentarnos a tu mesa y compartir tu amistad; beber tus cuatro copas y comer tus panes ázimos. Una vez más, Cordero que quita el pecado mundo, queremos sentir la verdad del Misterio que se renueva cada momento y aceptar los dones que tu nos ha preparado para siempre. La cena de aquel Jueves Santo, en víspera de tu pasión y dolor se inscribe no en el pasado de aquel año en que tu moriste sobre la cruz, sino en la perenne presencia de un Misterio que da sentido a nuestras vidas. Atrás quedarán las lágrimas de nuestra esclavitud.

Esta es la Ultima Cena de la historia. Qué hermosos regalos nos dejaste en aquella noche de entrañas cordiales y traición. Nos regalaste la Eucaristía. El pan y el vino en tus manos se nos dan como cuerpo y sangre tuyos, memorial de tu pasión y por lo tanto presencia, ofrenda sacrificial y banquete de comunión.
Tu no te has quedado en el pasado. Te nos has infiltrado en el presente, eres compañía perenne de nuestro camino. Tan frágil es el signo sacramental y tan lleno de sentido, pues es presencia personal tuya, para que no se nos borre de la memoria tu entrega, para que no tengamos excusa de olvidarte porque te fuiste de entre nosotros. Para que la intimidad de aquella noche de pasión, pueda ser revivida cada día y dé sentido a nuestra vida.

lunes, 25 de marzo de 2013

LAS SIETE PALABRAS DE JESÚS EN LA CRUZ

PRIMERA PALABRA
“PADRE, PERDÓNALES, PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN” (Luc.23,34)
Según la narración del Evangelista Lucas, ésta es la primera Palabra pronunciada por Jesús en la Cruz.
Jesús en la Cruz se ve envuelto en un mar de insultos, de burlas y de blasfemias. Lo hacen los que pasan por el camino, los jefes de los judíos, los dos malhechores que han sido crucificados con El, y también los soldados. Se mofan de Él diciendo: “Si eres hijo de Dios, baja de la Cruz y creeremos en ti” (Mt .27,42). “Ha puesto su confianza en Dios, que Él lo libre ahora” (Mt.27,43).
La humanidad entera, representada por los personajes allí presentes, se ensaña contra El. “Me dejareis sólo”, había dicho Jesús a sus discípulos. Y ahora está solo, entre el Cielo y la tierra.
Se le negó incluso el consuelo de morir con un poco de dignidad.
Jesús no sólo perdona, sino que pide el perdón de su Padre para los que lo han entregado a la muerte.
Para Judas, que lo ha vendido. Para Pedro que lo ha negado. Para los que han gritado que lo crucifiquen, a El, que es la dulzura y la paz. Para los que allí se están mofando.
Y no sólo pide el perdón para ellos, sino también para todos nosotros. Para todos los que con nuestros pecados somos el origen de su condena y crucifixión. “Padre, perdónales, porque no saben…”
Jesús sumergió en su oración todas nuestras traiciones. Pide perdón, porque el amor todo lo excusa, todo lo soporta… (1 Cor13).

25 DE MARZO DÍA INTERNACIONAL DE LA VIDA


EL VALOR DE LA VIDA HUMANA

Para mí poder estar hoy aquí es un gran regalo. Entender este regalo como algo que debe estar al servicio de todos es algo tan misterioso y a la vez tan claro, que sólo corresponde al Amor que Dios Padre me tiene, un Amor que veo día a día reflejado en mi vida.  En esta Vida que hoy me siento orgulloso de poder vivir y defender de tantos males y destrucción que le acechan.
El hombre engendra y, simultáneamente, Dios crea; de tal modo que, en la generación, es muchísimo mayor la obra de Dios que la obra del hombre. Dice San Agustín que Dios es quien da vigor a la semilla y fecundidad a la madre, y sólo Él pone -creándola- el alma. Por eso, otro padre de la Iglesia nos hace esta sugerencia bellísima: Cuando alguno de vosotros besa a un niño, en virtud de la religión debe descubrir las manos de Dios que lo acaban de formar, pues es una obra aún reciente (de Dios), al cual, de algún modo, besamos, ya que lo hacemos con lo que Él ha hecho. Así pues, la vida humana, desde su concepción posee valor divino, sagrado.

domingo, 24 de marzo de 2013

SANTA MISA DEL DOMINGO DE RAMOS



HOMILÍA
1. Jesús entra en Jerusalén. La muchedumbre de los discípulos lo acompañan festivamente, se extienden los mantos ante él, se habla de los prodigios que ha hecho, se eleva un grito de alabanza: «¡Bendito el que viene como rey, en nombre del Señor! Paz en el cielo y gloria en lo alto» (Lc19,38).
Gentío, fiesta, alabanza, bendición, paz. Se respira un clima de alegría. Jesús ha despertado en el corazón tantas esperanzas, sobre todo entre la gente humilde, simple, pobre, olvidada, esa que no cuenta a los ojos del mundo. Él ha sabido comprender las miserias humanas, ha mostrado el rostro de misericordia de Dios y se ha inclinado para curar el cuerpo y el alma.
Este es Jesús. Este es su corazón atento a todos nosotros, que ve nuestras debilidades, nuestros pecados. El amor de Jesús es grande. Y, así, entra en Jerusalén con este amor, y nos mira a todos nosotros. Es una bella escena, llena de luz – la luz del amor de Jesús, de su corazón –, de alegría, de fiesta.
Al comienzo de la Misa, también nosotros la hemos repetido. Hemos agitado nuestras palmas. También nosotros hemos acogido al Señor; también nosotros hemos expresado la alegría de acompañarlo, de saber que nos es cercano, presente en nosotros y en medio de nosotros como un amigo, como un hermano, también como rey, es decir, como faro luminoso de nuestra vida. Jesús es Dios, pero se ha abajado a caminar con nosotros. Es nuestro amigo, nuestro hermano. El que nos ilumina en nuestro camino. Y así lo hemos acogido hoy. Y esta es la primera palabra que quisiera deciros: alegría. No seáis nunca hombres y mujeres tristes: un cristiano jamás puede serlo. Nunca os dejéis vencer por el desánimo. Nuestra alegría no es algo que nace de tener tantas cosas, sino de haber encontrado a una persona, Jesús; que está entre nosotros; nace del saber que, con él, nunca estamos solos, incluso en los momentos difíciles, aun cuando el camino de la vida tropieza con problemas y obstáculos que parecen insuperables, y ¡hay tantos! Y en este momento viene el enemigo, viene el diablo, tantas veces disfrazado de ángel, e insidiosamente nos dice su palabra. No le escuchéis. Sigamos a Jesús. Nosotros acompañamos, seguimos a Jesús, pero sobre todo sabemos que él nos acompaña y nos carga sobre sus hombros: en esto reside nuestra alegría, la esperanza que hemos de llevar en este mundo nuestro. Y, por favor, no os dejéis robar la esperanza, no dejéis robar la esperanza. Esa que nos da Jesús.


sábado, 23 de marzo de 2013

FRANCISCO VISITA BENEDICTO XVI



En un hecho histórico y sin precedentes en la historia moderna, el papa Francisco ha visitado este sábado al mediodía a su antecesor, Benedicto XVI, en el Palacio Pontificio de Castel Gandolfo, a 25 kilómetros al sur de Roma. 

Según informó el vocero vaticano, Federico Lombardi, hubo un "abrazo lindísimo" y "un momento de altísima y profundísima comunión". 

Benedicto XVI, vestido de blanco, rezó junto a Francisco en un mismo banco de la capilla de la residencia. "Somos hermanos", le dijo el papa argentino.

Después de un vuelo de 20 minutos, Francisco aterrizó en el helipuerto de Castel Gandolfo -construido donde terminan los jardines de la residencia- y fue recibido por Benedicto XVI, el obispo de Albano, Marcello Semeraro, y por el director de las Villas Pontificias, Savero Petrillo.

viernes, 22 de marzo de 2013

AUDIENCIA PAPA FRANCISCO CON CUERPO DIPLOMATICO


Excelencias,

Señoras y señores:

Agradezco sinceramente a vuestro decano, el Embajador Jean-Claude Michel, las amables palabras que me ha dirigido en nombre de todos, y os acojo con gozo en este intercambio de saludos, simple pero intenso al mismo tiempo, que quiere ser idealmente el abrazo del Papa al mundo. En efecto, por vuestro medio encuentro a vuestros pueblos, y así puedo en cierto modo llegar a cada uno de vuestros conciudadanos, con todas sus alegrías, sus dramas, sus esperanzas, sus deseos.
Vuestra numerosa presencia es también un signo de que las relaciones que vuestros países mantienen con la Santa Sede son beneficiosas, son verdaderamente una ocasión de bien para la humanidad. Efectivamente, esto es precisamente lo que preocupa a la Santa Sede: el bien de todo hombre en esta tierra. Y precisamente con esta idea comienza el Obispo de Roma su ministerio, sabiendo que puede contar con la amistad y el afecto de los Países que representáis, y con la certeza de que compartís este propósito. Al mismo tiempo, espero que sea también la ocasión para emprender un camino con los pocos Países que todavía no tienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede, algunos de los cuales –se lo agradezco de corazón– han querido estar presentes en la Misa por el inicio de mi ministerio, o enviado mensajes como gesto de cercanía.

1. ESCENAS DE LA PASIÓN

1. LA ENTRADA DE JESÚS EN JERUSALÉN

Señor:
Eres vitoreado y aclamado como Rey. ¡Hosanna el Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! Entras en la ciudad de Jerusalén en medio de las alabanzas y de la popularidad de la gente. Tu entrada a Jerusalén no fue por casualidad ni por capricho tuyo. Sino que lo hiciste para cumplir la voluntad perfecta de Dios Entraste en Jerusalén montado sobre un asno. Para cumplir con la Palabra de los Profetas te humillaste a sí mismo entrando sobre un borrico. De la manera más humilde. Pudiste haber entrado en la ciudad acompañado de una hueste de ángeles y con gran sonido de trompetas, pero entraste humilde, y cabalgando sobre un asno.

- “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón”, nos dijiste. Sin embargo una gran multitud te aclama: ¡Hosanna en las alturas! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! Tu viniste para dar vida y libertad a toda la humanidad. Tú viniste para vivificar nuestra alma marchita mediante tu preciosa sangre derramada sobre la cruz, y para que pudiéramos recibir de ti la bendición de una vida abundante.

PROPÓSITOS DE CUARESMA















miércoles, 20 de marzo de 2013

AUDIENCIA DEL PAPA FRANCISCO PARA LOS REPRESENTANTES DE OTRAS IGLESIAS Y RELIGIONES

Queridos hermanos y hermanas:
Ante todo, agradezco de corazón lo que me ha dicho mi Hermano Andrés [n. de la r. El Patriarca Ecuménico Bartolomeo I]. Gracias. Muchas gracias.
Me causa una especial alegría encontrarme hoy con vosotros, Delegados de las Iglesias ortodoxas, las Iglesias ortodoxas orientales y las Comunidades eclesiales de Occidente. Agradezco que hayáis querido participar en la celebración que ha marcado el comienzo de mi ministerio como Obispo de Roma y Sucesor de Pedro.
Ayer por la mañana, durante la misa, he reconocido espiritualmente presentes a través de vosotros a las comunidades que representáis. En esta manifestación de fe me ha parecido vivir de manera aún más apremiante la oración por la unidad de todos los creyentes en Cristo, y ver en ella prefigurada de algún modo esa plena realización, que depende del designio de Dios y de nuestra cooperación leal.
Comienzo mi ministerio apostólico durante este año que mi venerado predecesor, Benedicto XVI, con intuición verdaderamente inspirada, ha proclamado para la Iglesia católica Año de la Fe. Con esta iniciativa, que deseo continuar, y que espero que impulse el camino de fe de todos, quería conmemorar el 50 aniversario del inicio del Concilio Vaticano II, proponiendo una especie de peregrinación a lo que es esencial para todo cristiano: la relación personal y transformadora con Jesucristo, Hijo de Dios, muerto y resucitado por nuestra salvación. En el corazón del mensaje conciliar reside precisamente el deseo de proclamar este tesoro perennemente válido de la fe a los hombres de nuestro tiempo.

martes, 19 de marzo de 2013

SANTA MISA DE INCIO DE PONTIFICADO DEL PAPA FRANCISCO


Homilía íntegra del Papa Francisco en la misa de inicio de su pontificado (19 de marzo de 2013)
Queridos hermanos y hermanas
Doy gracias al Señor por poder celebrar esta Santa Misa de comienzo del ministerio petrinoen la solemnidad de san José, esposo de la Virgen María y patrono de la Iglesia universal: es una coincidencia muy rica de significado, y es también el onomástico de mi venerado Predecesor: le estamos cercanos con la oración, llena de afecto y gratitud.
Saludo con afecto a los hermanos Cardenales y Obispos, a los presbíteros, diáconos, religiosos y religiosas y a todos los fieles laicos. Agradezco por su presencia a los representantes de las otras Iglesias y Comunidades eclesiales, así como a los representantes de la comunidad judía y otras comunidades religiosas. Dirijo un cordial saludo a los Jefes de Estado y de Gobierno, a las delegaciones oficiales de tantos países del mundo y al Cuerpo Diplomático.

lunes, 18 de marzo de 2013

ANUNCIOS PARROQUIALES 2013-03-17



Día 19 de marzo (martes) - Solemnidad de San   José,   esposo de    la  Virgen   María (precepto):

07.45 h.HH. Carmelitas.
08.00 h.HH. de la Cruz.
10.00 h. - parroquia
13.00 h. - Salesianos
20. 00 h. - parroquia 

ESCUDO Y LEMA DEL PAPA FRANCISCO


El papa Francisco ha elegido ya sus nuevos símbolos, que lucirán en todas las comunicaciones y actos oficiales del pontífice, además de en lugares concretos como los jardines vaticanos. Tanto el escudo como el lema son los mismos utilizados desde su consagración episcopal. El primero tiene fondo azul y lleva los mismos distintivos de la dignidad pontificia de Benedicto XVI: mitra colocada entre dos llaves de oro y plata en forma de cruz, unidas por un cordón rojo. En lo alto campea el emblema de la orden del papa: la Compañía de Jesús: un sol radiante, con el monograma de Cristo en rojo. La letra H lleva una cruz encima y las puntas son tres clavos negros. Abajo, una estrella y una flor de nardo. La estrella, según la tradición heráldica, simboliza a la Virgen, Madre de Cristo y de la Iglesia, mientras que la flor de nardo remite a San José, patrono de la Iglesia universal. En la tradición iconográfica española, efectivamente, San José lleva una vara de nardo. "Con esos símbolos el papa manifiesta su amor por la Virgen y San José", explican desde la Santa Sede.
El lema «Miserando atque eligendo» (Con sentimiento de amor y lo eligió) procede de un pasaje de una homilía de San Beda el Venerable, comentando el relato evangélico de la vocación de San Mateo. Tiene un significado especial para el papa Francisco, ya que a los 17 años, en la festividad de San Mateo en 1953, después de confesarse, percibió la misericordia de Dios en su vida y sintió la llamada al sacerdocio siguiendo el ejemplo de San Ignacio de Loyola.

---oOo---

domingo, 17 de marzo de 2013

PRIMER ÁNGELUS DEL PAPA FRANCISCO

Hermanos y hermanas, buenos días.
Tras el primer encuentro del miércoles pasado, hoy puedo dirigirles nuevamente mi saludo a todos. Y me alegra hacerlo en el domingo, en el día del Señor. Para nosotros los cristianos, esto es hermoso e importante: reunirnos el domingo, saludarnos, hablar unos con otros, como ahora aquí, en la plaza. Una plaza que, gracias a los medios de comunicación, tiene las dimensiones del mundo.
En este quinto domingo de Cuaresma, el evangelio nos presenta el episodio de la mujer adúltera (cf. Jn 8,1-11), que Jesús salva de la condena a muerte. Conmueve la actitud de Jesús: no oímos palabras de desprecio, no escuchamos palabras de condena, sino solamente palabras de amor, de misericordia, que invitan a la conversión: «Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más» (v. 11). Y, hermanos y hermanas, el rostro de Dios es el de un padre misericordioso, que siempre tiene paciencia. ¿Habéis pensado en la paciencia de Dios, la paciencia que tiene con cada uno de nosotros? Ésa es su misericordia. Siempre tiene paciencia, paciencia con nosotros, nos comprende, nos espera, no se cansa de perdonarnos si sabemos volver a Él con el corazón contrito. «Grande es la misericordia del Señor», dice el Salmo.

V DOMINGO DE CUARESMA MISA PRESIDIDA POR EL PAPA FRANCISCO


Es hermoso esto: Jesús solo en el monte, orando. Oraba solo (cf. Jn 8,1). Después, se presentó de nuevo en el Templo, y todo el pueblo acudía a él (cf. v. 2). Jesús en medio del pueblo. Y luego, al final, lo dejaron solo con la mujer (cf. v. 9). ¡Aquella soledad de Jesús! Pero una soledad fecunda: la de la oración con el Padre y esa, tan bella, que es precisamente el mensaje de hoy de la Iglesia, la de su misericordia con aquella mujer.
También hay una diferencia entre el pueblo. Todo el pueblo acudía a él; él se sentó y comenzó a enseñarles: el pueblo que quería escuchar las palabras de Jesús, la gente de corazón abierto, necesitado de la Palabra de Dios. Había otros que no escuchaban nada, incapaces de escuchar; y estaban los que fueron con aquella mujer: «Mira, Maestro, esta es una tal y una cual... Tenemos que hacer lo que Moisés nos mandó hacer con estas mujeres» (cf. vv. 4-5).
Creo que también nosotros somos este pueblo que, por un lado, quiere oír a Jesús pero que, por otro, a veces nos gusta hacer daño a los otros, condenar a los demás. El mensaje de Jesús es éste: La misericordia. Para mí, lo digo con humildad, es el mensaje más fuerte del Señor: la misericordia. Pero él mismo lo ha dicho: «No he venido para los justos»; los justos se justifican por sí solos. ¡Bah!, Señor bendito, si tú puedes hacerlo, yo no. Pero ellos creen que sí pueden hacerlo... Yo he venido para los pecadores (cf. Mc 2,17).

sábado, 16 de marzo de 2013

AUDIENCIA DEL PAPA FRANCISCO A LOS MEDIOS DE LA COMUNICACIÓN

Queridos amigos
Al comienzo de mi ministerio en la Sede de Pedro, me alegra encontrarme con vosotros, que habéis trabajado aquí en Roma en este momento tan intenso, que comenzó con el anuncio sorprendente de mi venerado predecesor, Benedicto XVI, el pasado 11 de febrero. Os saludo cordialmente a todos vosotros.
El papel de los medios de comunicación ha ido creciendo cada vez más en los últimos tiempos, hasta el punto de que se hecho imprescindible para relatar al mundo los acontecimientos de la historia contemporánea. Expreso, pues, un agradecimiento especial a vosotros por vuestro competente servicio durante los días pasados – habéis trabajado ¡eh!, habéis trabajado – en los que el mundo católico, y no sólo el católico, ha puesto sus ojos en la Ciudad Eterna, y particularmente en este territorio cuyo «centro de gravedad» es la tumba de San Pedro. En estas semanas, habéis tenido ocasión de hablar de la Santa Sede, de la Iglesia, de sus ritos y tradiciones, de su fe y, sobre todo, del papel del Papa y de su ministerio.
Doy gracias de corazón especialmente a quienes han sabido observar y presentar estos acontecimientos de la historia de la Iglesia, teniendo en cuenta la justa perspectiva desde la que han de ser leídos, la de la fe. Los acontecimientos de la historia requieren casi siempre una lectura compleja, que a veces puede incluir también la dimensión de la fe. Los acontecimientos eclesiales no son ciertamente más complejos de los políticos o económicos. Pero tienen una característica de fondo peculiar: responden a una lógica que no es principalmente la de las categorías, por así decirlo, mundanas; y precisamente por eso, no son fáciles de interpretar y comunicar a un público amplio y diversificado. En efecto, aunque es ciertamente una institución también humana, histórica, con todo lo que ello comporta, la Iglesia no es de naturaleza política, sino esencialmente espiritual: es el Pueblo de Dios. El santo Pueblo de Dios que camina hacia el encuentro con Jesucristo. Únicamente desde esta perspectiva se puede dar plenamente razón de lo que hace la Iglesia Católica.

viernes, 15 de marzo de 2013

DNI PARA LA CUARESMA


Hace más de veinte siglos unos hombres escogieron el poder para humillar a Jesús, la violencia para colgarle de una cruz… Hoy, 2.000 años después, la mayoría de los que nos declaramos cristianos hemos escogido la indiferencia para que Jesús no trastoque demasiado nuestras vidas…
Te invito a que en este tiempo de cuaresma revises tu vida como cristiano, como discípulo de Cristo. Este DNI que, a continuación, te muestro, te ayudará a recorrer con Jesús el camino del Calvario… Sólo así, podrás, unos días después, reconocerle en el camino de Emaús y gozar para siempre de su compañía.

CARTA DEL CARD. JORGE MARIO BERGOGLIO - CUARESMA 2013



Carta del cardenal Jorge Mario Bergoglio, 
arzobispo de Buenos Aires al inicio de la Cuaresma 2013



A los sacerdotes, consagrados y laicos de la Arquidiócesis.
Rasguen su corazón y no sus vestidos;
vuelvan ahora al Señor su Dios,
porque Él es compasivo y clemente,
lento para la ira, rico en misericordia…
Poco a poco nos acostumbramos a oír y a ver, a través de los medios de comunicación, la crónica negra de la sociedad contemporánea, presentada casi con un perverso regocijo, y también nos acostumbramos a tocarla y a sentirla a nuestro alrededor y en nuestra propia carne. El drama está en la calle, en el barrio, en nuestra casa y, por qué no, en nuestro corazón. Convivimos con la violencia que mata, que destruye familias, aviva guerras y conflictos en tantos países del mundo. Convivimos con la envidia, el odio, la calumnia, la mundanidad en nuestro corazón. El sufrimiento de inocentes y pacíficos no deja de abofetearnos; el desprecio a los derechos de las personas y de los pueblos más frágiles no nos son tan lejanos; el imperio del dinero con sus demoníacos efectos como la droga, la corrupción, la trata de personas - incluso de niños - junto con la miseria material y moral son moneda corriente. La destrucción del trabajo digno, las emigraciones dolorosas y la falta de futuro se unen también a esta sinfonía. Nuestros errores y pecados como Iglesia tampoco quedan fuera de este gran panorama. Los egoísmos más personales justificados, y no por ello más pequeños, la falta de valores éticos dentro de una sociedad que hace metástasis en las familias, en la convivencia de los barrios, pueblos y ciudades, nos hablan de nuestra limitación, de nuestra debilidad y de nuestra incapacidad para poder transformar esta lista innumerable de realidades destructoras.

jueves, 14 de marzo de 2013

PRIMERA MISA DEL PAPA FRANCISCO


Texto completo de la primera homilía del Papa Francisco

(Santa Misa por la Iglesia con los cardenales en la Capilla Sixtina)

En estas tres Lecturas veo algo en común: el movimiento. En la Primera Lectura el movimiento es el camino; en la segunda Lectura, el movimiento está en la edificación de la Iglesia; en la tercera, en el Evangelio, el movimiento está en la confesión. Caminar, edificar, confesar.

Caminar. Casa de Jacob: “Vengan, caminemos en la luz del Señor”. Esta es la primera cosa que Dios dijo a Abraham : “Camina en mi presencia y sé irreprensible”. Caminar: nuestra vida es un camino. Cuando nos detenemos, la cosa no funciona. Caminar siempre, en presencia al Señor, a la luz del Señor, tratando de vivir con aquel carácter irreprensible que Dios pide a Abraham, en su promesa.

Edificar. Edificar la Iglesia, se habla de piedras: las piedras tienen consistencia; las piedras vivas, piedras ungidas por el Espíritu Santo. Edificar la Iglesia, la esposa de Cristo, sobre aquella piedra angular que el mismo Señor, y con otro movimiento de nuestra vida, edificar.


PALABRAS DE NUESTRO OBISPO, TRAS LA ELECCIÓN DEL PAPA FRANCISCO


“Acojo con profunda emoción, alegría y sorpresa la noticia de este Papa que habla nuestra lengua y que ha elegido el entrañable nombre de Francisco I, que nos remite a las figuras de San Francisco de Asís, que destacó por su sencillez y pobreza, y a San Francisco Javier, por su carácter evangelizador.
 
Invito a los fieles de nuestra Diócesis a dar gracias porque, en estos días, hemos tomado conciencia de la importancia del Sucesor de Pedro. Francisco I ha tenido varios gestos significativos. Ha orado por Benedicto XVI, mostrando que la Iglesia es una cadena que nunca se rompe. Ha pedido al pueblo que rece por él, manifestando así que la fuerza de la Iglesia no está en nosotros, sino en Dios. Además, ha invitado a que Pueblo y Obispo emprendan juntos un camino de evangelización.
 
Este Papa nos dio unos ejercicios espirituales a los Obispos españoles, impregnándonos con su enseñanza y su finura espiritual. En estos ejercicios nos decía que fuéramos siempre acogedores y que dejáramos que las personas se acercaran al Maestro. Ahora tiene que confirmarnos en la fe y ayudarnos a mostrar al mundo la belleza y la esperanza que proceden del Evangelio.
 
Invito a las parroquias a que celebren misas de acción de gracias para manifestar el afecto y la adhesión al Papa. Yo lo haré el día 21, a las 19 horas, en la Santa Iglesia Catedral”.

EL PRIMER SALUDO DE FRANCISCO


Hermanos y hermanas, buenas tardes.
Sabéis que el deber del cónclave era dar un Obispo a Roma. Parece que mis hermanos Cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo..., pero aquí estamos. Os agradezco la acogida. La comunidad diocesana de Roma tiene a su Obispo. Gracias. Y ante todo, quisiera rezar por nuestro Obispo emérito, Benedicto XVI. Oremos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo proteja.
(Padre nuestro. Ave María. Gloria al Padre).
Y ahora, comenzamos este camino: Obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma, que es la que preside en la caridad a todas las Iglesias. Un camino de fraternidad, de amor, de confianza entre nosotros. Recemos siempre por nosotros: el uno por el otro. Recemos por todo el mundo, para que haya una gran fraternidad. Deseo que este camino de Iglesia, que hoy comenzamos y en el cual me ayudará mi Cardenal Vicario, aquí presente, sea fructífero para la evangelización de esta ciudad tan hermosa. Y ahora quisiera dar la Bendición, pero antes, antes, os pido un favor: antes que el Obispo bendiga al pueblo, os pido que vosotros recéis para el que Señor me bendiga: la oración del pueblo, pidiendo la Bendición para su Obispo. Hagamos en silencio esta oración de vosotros por mí....
Ahora daré la Bendición a vosotros y a todo el mundo, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.
(Bendición).
Hermanos y hermanas, os dejo. Muchas gracias por vuestra acogida. Rezad por mí y hasta pronto. Nos veremos pronto. Mañana quisiera ir a rezar a la Virgen, para que proteja a toda Roma. Buenas noches y que descanséis.

QUIEN ES EL PAPA FRANCISCO?


Los 115 cardenales electores eligieron hoy al Cardenal Jorge Mario Bergoglio, de 76 años de edad, hasta hace unas horas Arzobispo de Buenos Aires (Argentina), como Pontífice. El elegido ha tomado el nombre de Francisco.
El ahora Papa Francisco nació en Buenos Aires el 17 de diciembre de 1936. Estudió y se diplomó como técnico químico, pero al decidirse por el sacerdocio ingresó en el seminario de Villa Devoto.

miércoles, 13 de marzo de 2013

HABEMUS PAPAM!!!

El Cardenal Jorge Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires, ha sido elegido como el Pontífice 266 de la historia de la Iglesia. Ha tomado el nombre de Francisco ¡Viva el Papa!


TERCERA FUMATA - BLANCA!!! 19:06 h.!!!

LA CAPILLA SIXTINA


"Los frescos que aquí contemplamos nos introducen en el mundo de los contenidos de la Revelación. Las verdades de nuestra fe nos hablan desde cada lugar. De ellas, el genio humano ha sacado la inspiración empeñándose en revestirlas de formas de una belleza inigualable". Con estas palabras, pronunciadas en la Homilía durante la Santa Misa celebrada el 8 de abril de 1994, con motivo de la conclusión de los trabajos de restauración del Juicio Universal, el Santo Padre Juan Pablo II ha deseado recalcar el carácter sagrado del lugar a través del cual las pinturas, tal como las imágenes de un libro, sirven para hacer más comprensibles las verdades expresadas en la Sagradas Escrituras.

La Capilla Sixtina debe su nombre al Papa Sixto IV della Rovere (pontífice desde 1471 hasta 1484) quien hizo reestructurar la antigua Capilla Magna entre el año 1477 y el 1480. La decoración del s. XV de las paredes incluye: las falsas cortinas, las Historias de Moisés (paredes sur - entrada) y de Cristo (paredes norte - entrada) y los retratos de los Pontífices (paredes norte - sur - entrada).

SEGUNDA FUMATA

Segundo humo negro en el Vaticano (11.39 h.). Seguimos sin tener PAPA por los momentos. Sigamos esperando la "fumata blanca" que nos anunciará al nuevo Papa. ¡Toda la Iglesia unida en oración!

martes, 12 de marzo de 2013

PRIMERA FUMATA

Humo Negro en el Vaticano (19.41 h.). Aún no tenemos Papa. Pero no se preocupen, esto es razonablemente normal que en la primera elección no se haya tomado una decisión. Sigamos orando por los Cardenales y por nuestra Iglesia.

lunes, 11 de marzo de 2013

OREMOS POR LOS CARDENALES


TODO ANTE EL CÓNCLAVE MARZO 2013


 A partir del martes 12 de marzo de 2013, la Iglesia católica, a su más alto nivel y responsabilidad, tiene una nueva cita con la historia. La renuncia del 265 obispo de Roma y pastor supremo de la Iglesia, el Santo Padre Benedicto XVI, efectiva desde las ocho de la tarde del jueves 28 de febrero y la consiguiente sede vacante, entra ahora ya en la fase final de la elección del nuevo Papa, abre las puertas del cónclave.
A continuación, he aquí algunos apuntes sobre la noción e historia de los cónclaves, su ritmo celebrativo y algunos otros datos de interés.
 El concepto cónclave
capilla sixtina1 300x204 Todo ante el Cónclave Marzo 2013    El vocablo “cónclave” es una palabra de origen latino admitida en el uso de la lengua española y definida por la RAE como “junta de cardenales de la Iglesia Católica, reunida para elegir al Papa”. La segunda acepción de “cónclave”, cuyo significado etimológico es “lo que se cierra con llave”, define a esta palabra como el “lugar donde se reúnen los cardenales para elegir Papa”.  Su sentido eclesial y canónico es el mismo que acaba de ser descrito.
En las vísperas ahora de un nuevo cónclave, el que ha de elegir el sucesor del Papa Benedicto XVI, he aquí los orígenes de las elecciones pontificas –con una mención expresa y glosada al cónclave más célebre de la historia, el de Viterbo, en 1270-1271, y algunos sobre ante el cónclave de marzo de 2013.