domingo, 2 de octubre de 2011

I. INFORMACIÓN SOBRE SACRAMENTO: BAUTISMO

¿Que es el bautismo? 
Todos queremos, como humanos, amar y ser amados. Y ser cristiano, no significa otra cosa que practicar el mandamiento del amor: “Amaos los unos a los otros como Yo os he amado”. El amor auténtico nunca ha sido un mal para nadie.
Que un niño goce del amor de sus padres ya desde la concepción, no es ningún condicionamiento negativo sobre la libertad y voluntad del niño. Más aún, es lo más hermoso que un niño puede poseer: el amor y afecto de sus padres.
El bautismo es la puerta del encuentro con Cristo, el fundamento de toda la vida cristiana y la incorporación al pueblo de Dios, la Iglesia. Contiene en germen toda la acción santificadora de la gracia de Dios, que se irá desarrollando a lo largo de toda su vida. El hombre que hoy se bautiza como niño, llegará con la ayuda de la Iglesia, a responder conscientemente a la gracia que ha recibido. Necesitará de sus padres y de la misma Iglesia, pues son quienes han proclamado la fe en nombre el niño y se han hecho garantía de la educación y del desarrollo de su fe. 


Efectos del bautismo
  • Borra el pecado original. El bautismo perdona y destruye el pecado original con el que todos nacemos; cuando el que se bautiza es adulto, borra también los pecados personales así como la pena por ellos debida, y si el recién bautizado muriese, iría directamente al cielo.
  • Infunde la gracia santificante. Por el sacramento del bautismo Dios infunde en el alma la gracia santificante -que es una participación de la naturaleza divina-, junto con las virtudes teologales y los dones del Espíritu Santo. Con estos dones el alma se hace dócil y pronta a los impulsos del Espíritu Santo. Por la gracia, Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo establecen su morada en el alma, que es templo del Espíritu Santo.
  • Confiere carácter sacramental. El otro efecto del bautismo es el carácter, cierta señal espiritual e indeleble, que explica que este sacramento sólo se pueda recibir una vez. El carácter bautismal configura a Cristo, da una participación de su sacerdocio, capacita para continuar en el mundo su misión como fieles discípulos suyos, y nos distingue de los infieles.
  • Incorpora a Jesucristo. Tanto la gracia como el carácter son efectos sobrenaturales del Bautismo, que nos unen a Cristo como se unen los miembros con la cabeza. Cristo es nuestra Cabeza y el carácter nos vincula a Él para siempre, mientras que la gracia nos hace miembros vivos.
  • Incorpora a la Iglesia. Por el bautismo nos convertimos en miembros de la Iglesia, con derecho a participar en la Sagrada Eucaristía y a recibir los demás sacramentos; sin estar bautizado no se puede recibir ningún otro sacramento. La Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo, y el bautismo nos incorpora a Cristo, que es la Cabeza, y a su Cuerpo, que es la Iglesia.
Bautismos
2014
Mes
Apuntar
Bautizar
Enero
30 (diciembre)
04 (18:00)
07
18 (18:00)
Febrero
20 (enero)
01 (18:00)
03
15 (18:00)
Marzo
17 (febrero)
01 (18:00)
03
15 (18:00)
Abril
17 (marzo)
05 (18:00)
07
19 (23:00)
26 (18:00)
Mayo
28 (abril)
10 (18:00)
12
24 (18:00)
Junio
26 (mayo)
07 (18:00)
09
21 (18:00)

Julio
23 (junio)
05 (18:30)
07
19 (18:30)
Agosto
21 (julio)
02 (18:30)
04
18
16 (18:30)
30 (18:30)
Septiembre
01
13 (18:00)
15
27 (18:00)
Octubre
29 (septiembre)
11 (18:00)
13
25 (18:00)
Noviembre
27 (octubre)
10
08 (18:00)
22 (18:00)


Diciembre
24 (noviembre)
06 (18:00)
09
22

20 (18:00)
03.01.2015
(18:00)


Apuntar los días que se indican después de la Misa de la tarde en la sacristía.

*DATOS NECESARIOS PARA APUNTAR EL NIÑO PARA EL BAUTISMO:
- Nombre y apellidos del niño/a.
- Fecha y lugar de nacimiento del niño/a.
- Nombre y apellidos de los padres.
- Año y lugar de la Boda de los padres.
- Domicilio.
- Abuelos paternos y maternos: Nombres, apellidos y lugar de nacimiento de ambos.
- Padrinos: Nombres, apellidos, lugar de nacimiento y estado civil de ambos. (Ver normas para poder ser Padrinos).
*PREPARACIÓN DEL BAUTISMO:
La parroquia tiene establecidas dos charlas preparatorias para padres y padrinos. Tienen lugar dos viernes seguidos antes del Bautizo, en el Salón del Altozano, a las 20:30 h. Las charlas son impartidas por miembros del Equipo de la Pastoral de Bautismos, con autorización de la Parroquia.
*PARA EL BAUTIZO HAY QUE TRAER:
- La vestidura blanca - un paño blanco para cubrir la cabeza del niño/a (o pañuelo blanco).
- Una vela de Bautismo, (Padrino).
 
El nombre del Cristiano:
En el Bautismo, el Nombre del Señor santifica al hombre y el cristiano recibe su nombre en la Iglesia. Puede ser el nombre de un Santo, es decir de un discípulo que vivió una vida ejemplar de fidelidad a Dios. Al ser puesto bajo el patrocinio de un Santo, se ofrece al cristiano un modelo de vida y se garantiza su intercesión.
"Procuren pues los padres, padrinos y el párroco que no se imponga un nombre ajeno al sentir cristiano" (CIC 855).
Se da en algunos ambientes la costumbre de escoger para los hijos nombres inspirados en telenovelas, artistas, deportistas, o bien nombres extranjeros imitando a otras culturas, renegando de nuestra identidad y de nuestra historia. 
 
Conocer a nuestro Santo Patrono y festejar su día es parte de nuestra vida cristiana.

Lugar de celebración del bautismo:
Actualmente, la norma aplicable es el canon 857:
§ 2: Como norma general, el adulto debe bautizarse en la iglesia parroquial propia, y el niño en la iglesia parroquial de sus padres, a no ser que una causa justa aconseje otra cosa.
Si quieres bautizar a tu bebé en otra parroquia que no sea la tuya debes pedir una autorización al párroco.

Requisitos para ser padrino de Bautismo:
Dentro de las normas establecidas por el Derecho Canónico para ser padrino de Bautismo, añadimos las propias de nuestra comunidad que están vigentes en la Diócesis de Huelva, a saber:
Canon 872. En la medida de lo posible, a quien va a recibir el Bautismo, se le ha de dar un padrino, cuya función es asistir en su iniciación cristiana al adulto que se bautiza, y, juntamente con los padres, presentar al niño que va a recibir el Bautismo y procurar que después lleve una vida cristiana congruente con el Bautismo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes al mismo.

Canon 873. Téngase un solo padrino o una sola madrina, o uno y una.

Por su parte, el canon 874 establece los requisitos para ser admitido como padrino:
§ 1: haya sido elegido por quien va a bautizarse o por sus padres o por quienes ocupan su lugar o, faltando éstos, por el párroco o ministro; y que tenga capacidad para esta misión e intención de desempeñarla;
§ 2: haya cumplido dieciséis años, a no ser que el Obispo diocesano establezca otra edad (Diócesis de Huelva - 18 años), o que, por justa causa, el párroco o el ministro consideren admisible una excepción;
§ 3: sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el Santísimo Sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir;
§ 4: no esté afectado por una pena canónica, (situaciones irregulares por ejemplo quienes viven  en unión de hecho, el católico unido sólo civilmente o quien se ha divorciado y casado de nuevo)
§ 5: no sea el padre o la madre de quien se ha de bautizar.

El bautizado que pertenece a una comunidad eclesial no católica sólo puede ser admitido juto con un padrino católico, y exclusivamente en calidad de testigo del bautismo. 

El párroco o el ministro no pueden establecer otros requisitos distintos de los previstos por el derecho de la Iglesia, ni tampoco rechazar a una persona que cumple los requisitos. Pero a la vez les compete la obligación de rechazar a las personas que no cumplen con los requisitos previstos, por el bien del bautizando. Esto es especialmente importante en el caso del requisito 3º. Ningún padre -o ningún bautizando adulto- se debe extrañar si el párroco rechaza un padrino que lleva un estilo de vida incompatible con las enseñanzas de la Iglesia Católica, pues es obligación del párroco actuar así.

La celebración del bautismo:
Todos los ritos sacramentales que celebra la Iglesia están llenos de profunda enseñanza y la persona que participa atentamente en ellos, descubre con facilidad el sentido y la gracia significada y producida por el mismo rito sagrado. En el Bautismo, cada paso de la celebración nos revela la riqueza del Sacramento y lo que realiza en el nuevo bautizado:
La Señal de la Cruz, al principio de la celebración, señala ya desde el comienzo, el sello de Cristo sobre el que le va a pertenecer y la gracia de la redención que Cristo nos ha adquirido por su Cruz. Todo lo que el cristiano hace, puede y debe hacerse en honor de la Santísima Trinidad, amparados por la Cruz de nuestro Salvador.

Las Lecturas Bíblicas iluminan con la verdad revelada, a los candidatos y a la asamblea y suscitan la respuesta de Fe, inseparable del Bautismo. En efecto, es por la Fe que entramos a la vida Sacramental, a la vida de Gracia. 
Exorcismo y Unción Prebautismal. El Bautismo significa la liberación del pecado y de su instigador, el demonio y por eso incluye un exorcismo pidiendo a Dios que el niño sea liberado del dominio de Satanás y pueda ser habitado por el Espíritu Santo. Es ungido a continuación con el Oleo de los catecúmenos, consagrado por el Obispo en la Misa Crismal (Huelva – Martes Santo) anterior. Esta unción se hace en el pecho, es conveniente, si el bautizado es un bebé, que tenga la ropa suficientemente floja. 
Bendición del agua. La materia propia del Bautismo es el agua simple, signo de vida y fecundidad. El sacerdote bendice y toca el agua invocando al Espíritu Santo para que descienda sobre ella de modo que los bautizados "nazcan del agua y del Espíritu" (Jn.3,5)

Profesión de Fe. El Bautismo no solo significa renunciar al pecado y a Satanás, sino que es opción por la Fe Católica. Es por ello que con diferentes fórmulas, el catecúmeno (o los padres y padrinos en caso de un infante) son invitados a declarar su adhesión decidida a las verdades de nuestra Fe. Decir " Si renuncio a Satanás y si creo en Cristo el Señor" es todo un compromiso que tal vez exija un cambio en nuestras vidas. ¡No debemos decir palabras tan importantes frívolamente! 
 
Rito del Bautismo. Llegado el momento, en la Iglesia de rito latino, el sacerdote derrama agua bautismal en la cabeza del niño, pronunciando la fórmula sacramental: "N., yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo"
La Unción con el Santo Crisma, óleo perfumado y consagrado por el obispo, significa el don del Espíritu Santo. Ha llegado a ser un cristiano, es decir "ungido" por el Espíritu Santo, incorporado a Cristo y por lo tanto, como El, constituido sacerdote, profeta y rey. ¡Esa es la excelsa dignidad del cristiano! 
La vestidura blanca que se impone al recién bautizado simboliza que "se ha revestido de Cristo" (Gál. 3,27) y que ha resucitado con El. Es figura de la Gracia Santificante, de la pureza del alma, libre ahora de todo pecado. 
 La luz de Cristo. Del cirio Pascual, el bautizado o sus padres o padrinos, reciben la Luz del Mundo, simbolizando que Cristo ha iluminado al nuevo cristiano. Al mismo tiempo simboliza que los cristianos debemos ser la Luz del mundo, como Cristo nos dijo: Grave responsabilidad de padres y padrinos es proteger y alimentar la Fe del bautizado de modo que su luz nunca se apague. 
 
Padre Nuestro. Ahora el bautizado es ya cristiano, es hermano de Cristo en la Gracia e hijo del Padre Eterno. Puede ya decir la oración de los hijos de Dios.
Bendición final. para que nuestra tarea sea efectiva y demos fruto abundante, para que seamos bendición para los demás.

Una duda lingüística: bautismo y bautizo.
bautizo
1. m. Acción de bautizar.
2. m. Fiesta con que esta se solemniza.

bautismo
1. m. Primero de los sacramentos del cristianismo, con el cual se da el ser de gracia y el carácter cristiano.
2. m. En diversas religiones, rito de purificación.

Bautizo es la acción o la fiesta.
Bautismo es el término eclesiástico o religioso del rito.

--oOo---